Entradas populares

lunes, 22 de noviembre de 2010

Canalización de Sohin desde la Nave Alfa (23-11-2010)



            ¡Benditas estas almas, que han venido a este mundo en estos momentos de gran trascendencia, y que han escuchado el llamado del Padre y Madre Divinos, porque sienten que el momento del cambio es AQUÍ y AHORA!


            ¡Saludos desde la Nave Alfa!


            La paz interior es fundamental en el ser humano, ya sea de este planeta o de cualquier planeta habitado.  La calma, la inofensividad o no-violencia, la tranquilidad, son cualidades que son comunes en las almas evolucionadas de los planos luminosos, pero que en los terrestres es difícil de ver.

            A ustedes les han acostumbrado a vivir una vida llena de emociones fuertes, de deportes agresivos donde lo que importa es ganar, cuando lo importante debería ser jugar y simplemente pasárselo bien haciéndolo, sin ese concepto de competividad tan extendido en todo lo que hacen, ya sea practicando deportes o también en el marco del trabajo, entre unas empresas comerciales y otras.

            No miran el bien común, no se esfuerzan por el bienestar de su comunidad, sino que mayoritariamente compiten unos con otros para que aquello que representan sea lo que produzca más beneficios.

            Pero ustedes no tienen la culpa; es el sistema en el cual viven y han crecido, el culpable de que ustedes no gocen hoy en día de paz interior.

            Antiguamente, a pesar de que tecnológicamente no estuvieran tan avanzados como ahora, era más común ver a más seres humanos contentos y felices, aún a pesar de que tuvieran lo justo y necesario para sobrevivir.  Como lo único que les interesaba era comer todos los días, y vestir dos o tres mudas de ropa era suficiente, sus corazones eran más puros y sus mentes estaban menos contaminadas por el egoísmo y el afán de amasar riquezas que anidan en los hombres que pueblan hoy el planeta.

            Cuanto más rico y poderoso se vuelve un ser humano, más celoso se vuelve de la riqueza que ha acumulado y se conviente en una persona más codiciosa y ambiciosa.  Su corazón se vuelve duro como una piedra ante el sufrimiento de los demás y nada le afecta, a menos que le sobrevenga a él mismo.

            Bien, ante esa tesitura, ¿qué podemos pensar del hombre que habita este mundo, que algunos llaman Gaia, y la mayoría llama Tierra?

            Todos queremos un mundo mejor, y nosotros lo deseamos tanto como ustedes, aunque no hayamos nacido aquí, pero sabemos que todas las almas individuales conforman una sola Alma, de manera que este mundo, así como todos los del Universo creado, nos pertenecen a todos, y al mismo tiempo, nada nos pertenece a ninguno.

            La mejor forma de no arraigarte en un solo lugar, es saber que todos los planetas, todas las estrellas, todos los sistemas solares, todas las Galaxias y todos los Universos son tu patria.  El mejor sistema para no apegarte a nada ni a nadie, es saber que cada uno de nosotros tenemos cientos de miles de existencias hasta que regresamos al Origen, a la Fuente, de manera que no hay lugar para sentimiento de posesión alguno.

            Amplía tu visión y ensancharás así tu campo de acción.  Crece hacia fuera, expándete hasta el infinito, y no mires más sólo hacia tu propio ombligo.

            Los grandes hombres y mujeres de esta Tierra han sido los que se han esforzado por mejorar a la humanidad, y dejar el planeta mejor de cómo estaba cuando vinieron a él.

            Dios, el Supremo Creador, bendice una y mil veces a aquel hijo suyo que trabaja duro para el bienestar de su prójimo.  Y nosotros lo valoramos encarecidamente, porque son instrumentos invalorables para nuestro objetivo común, que es elevar la conciencia del ser humano de este planeta y conducirlo hacia esa Nueva Tierra que nosotros les estamos anunciando, y que también las Sagradas Escrituras de sus antiguos anales les han estado revelando.

            Es de suma importancia, no, es imprescindible, que un gran número de los seres humanos que habitan Gaia se olviden de sí mismos y que estén dispuestos hasta incluso a sacrificar sus comodidades por el bien de la humanidad toda, que piensen en todas las familias de este mundo y no exclusivamente en la suya propia.

            En definitiva, ¡necesitamos héroes que no escatimen esfuerzos para hacer lo que sea necesario en pro del bien común!  Estos son los verdaderos héroes, los que se esfuerzan por mejorar las condiciones del ser humano, y no los que ustedes llaman impropiamente ‘héroes’, porque han entregado su vida por defender un pedazo de tierra, que en realidad pertenece a todos, o por representar el punto de vista de aquellos que están instalados en el poder.

            ¡No se engañen a sí mismos, no se dejen engañar por unos cuantos, ni permitan que una minoría acaudalada decida lo que es mejor para ustedes!

            Muchos de ustedes ya han despertado a esa realidad y se han quitado la venda que les cubría los ojos.  Se preguntan cuándo llegará esa Nueva Tierra Prometida, y algunos van más allá y en vez de cuestionárselo sin hacer nada, observan a su alrededor y comienzan a sentir en su interior qué es lo que pueden hacer para ayudar a que el nuevo mundo haga su aparición.

            ¡Benditas estas almas, que han venido a este mundo en estos momentos de gran trascendencia, y que han escuchado el llamado del Padre y Madre Divinos, porque sienten que el momento del cambio es AQUÍ y AHORA!

            Yo me inclino ante estos hombres y mujeres, y es por ellos por los que nosotros estamos aquí.  ¡Juntos por el rescate de la humanidad del Planeta Tierra!  ¡Aquí, ahora y siempre!


           
            Paz y Amor



            Fuente:    Comandante Sohin

           Canal:       Kris Won

           Páginas web:   www.navealfa.com
                                  http://sohinalatierra.blogspot.com

1 comentario:

  1. ¿Qué puedo decir?, el Sistema nos aprisiona de tal manera que estamos CONDICIONADOS a su estructura mentalzada de la forma que el PODER lo requiere para sus fines: DOBLEGAR A LAS MASAS a su antojo y conveniencia. Costarà mucho y luchar contra este frente esclavizante, aunque no lo parece, pero se padece, será difícil y arduo. Disponer nuestra mentes al cambio de pensamiento requiere de INTENCIÓN Y ATENCIÓN y su aplicación para revertir este sistema aberrante.

    ResponderEliminar